Recelo viequense con visita oficialal

22 Apr

Líderes de la Isla Nena exigen acción a la brevedad

Aspecto de la reunión de ayer en el Fuerte Conde de Mirasol, en Vieques. (Fotos / mariel.mejia@gfrmedia.com)

Por Rebecca Banuchi /rebecca.banuchi@gfrmedia.com

Vieques – A casi 10 años de la salida de la Marina de Guerra de Estados Unidos, la atención pública vuelve a posarse sobre esta isla municipio, y sus residentes exigieron ayer domingo acción inmediata para atender la grave crisis socioeconómica, de salud y ambiental en la que se encuentra sumergida.

Los jefes de siete agencias públicas, encabezados por la secretaria de la Gobernación, Ingrid Vila, junto con el comisionado residente en Washington D. C., Pedro Pierluisi, y el congresista demócrata Alan Grayson, se trasladaron durante la tarde de ayer al Fuerte Conde de Mirasol de Vieques para conocer directamente las inquietudes y reclamos de los residentes de esta isla municipio, que por seis décadas fue utilizada por la Marina estadounidense para sus prácticas bélicas.

Aunque se expresaron agradecidos por la presencia de los funcionarios, los vecinos de Vieques que acudieron a la actividad tomaron con recelo cada una de sus promesas ante la larga lista de planes que les han presentado en la última década, y que no han visto materializarse.

“¿Qué van a hacer? ¿Van a venir dentro de 10 años más o van a venir constantemente con un plan de trabajo que podamos desarrollar? A veces, desconfiamos porque nos prometen y no nos cumplen”, dijo Nilda Medina, quien dirige una organización que fomenta la creación de microempresas en el municipio.

Medina planteó que actualmente la mayoría de los negocios en Vieques están en manos de estadounidenses, no solo porque traen mayor capital, sino porque también cuentan con destrezas que los capacitan más para las actividades empresariales.

“La presencia militar tronchó nuestro desarrollo y la habilidad de hacer negocios”, subrayó Medina, quien fue una de las tres líderes comunitarias que tuvo oportunidad de exponer por cinco minutos las inquietudes de los viequenses.

Tras la intervención del trío de dirigentes comunitarias, otros ciudadanos tuvieron oportunidad de comunicar sus preocupaciones, e incluso hacer preguntas a los funcionarios, entre otras cosas, sobre planes de seguridad y la limpieza de los terrenos, pero en ningún momento se permitió a los jefes de agencia, a Pierluisi ni a Grayson responderlas.

Vila indicó que se llevaría cada uno de los planteamientos “para atenderlos con la urgencia que ameritan”. Anticipó que, a partir de mañana y en las semanas subsiguientes, los jefes de agencia acudirán de manera individual o en grupos pequeños para reunirse por más tiempo con los viequenses, e incluso celebrarán un foro durante todo un día para tener oportunidad posteriormente de desarrollar un plan en consenso con las comunidades.

Grayson, representante en el Congreso del área de la Florida central, fue el primero que se dirigió al público, y de entrada, expuso la cercana relación que tiene esa zona con Puerto Rico por el gran número de boricuas que residen allí.

El congresista afirmó que el Gobierno de Estados Unidos tiene que responsabilizarse por los efectos provocados por la presencia de la Marina en tierras viequenses, y dijo que contrario a lo que ocurre en esta isla municipio, el Gobierno federal sí ha procurado el desarrollo de la isla japonesa de Okinawa, donde también se ubicaba una base militar.

“Vieques es una cuestión de vida o muerte. No de la izquierda o la derecha, no de demócratas o republicanos, no es de economía ni de gobierno, es una cuestión de vida o muerte”, enfatizó arrancando aplausos de los presentes.

Pierluisi resaltó que Grayson pertenece a la Comisión de Ciencia, Espacio y Tecnología, organismo legislativo que fiscaliza la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades (ATSDR, en inglés), que concluyó en un informe presentado el mes pasado que no encontró vínculo alguno entre las maniobras de la Marina de Guerra en Vieques y los altos índices de enfermedades crónicas que aquejan a su población.

Afirmó que, desde allí, el congresista puede servir como una herramienta útil para darles seguimiento a los reclamos ciudadanos, y continuar presionando al Gobierno federal para que culmine pronto la limpieza y asuma otras obligaciones con la isla municipio.

Pierluisi dijo, además, que solicitó junto a otros congresistas que el próximo presupuesto federal incluya, al menos, $40 millones para los trabajos de limpieza, y anticipó que en los próximos meses presentará un proyecto de ley para evaluar la viabilidad de traspasar al Gobierno estatal algunas tierras supuestamente no contaminadas que actualmente están en manos del Servicio federal de Pesca y Vida Silvestre.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: