No encuentran nexos entre las maniobras militares y los problemas de salud en Vieques

20 Mar
19 de marzo de 2013
8:06 p.m.

Agencia federal rinde el informe final de la investigación que le solicitaron miembros del Congreso

El informe final básicamente reafirma las conclusiones preliminares que dieron a conocer en diciembre de 2011.(Archivo)

Por José A. Delgado/jdelgado@elnuevodia.com

WASHINGTON – En su informe final, la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades (ATSDR) reafirmó hoy que no encuentra vínculos entre los entrenamientos militares estadounidenses y los graves problemas de enfermedad que padecen muchos residentes de la isla de Vieques.

El documento, de más de 400 páginas, básicamente reitera los hallazgos que dio a conocer en diciembre de 2011, cuando divulgó la revisión preliminar sobre sus estudios de principios de la pasada década, en los que llegaron a las mismas conclusiones.

Es la quinta ocasión en que la ATSDR no encuentra ni en el suelo ni en el aire ni en el agua suficiente contaminación para determinar que está en peligro la salud de los más de 9,000 residentes de la isla municipio de Vieques.

Pese a que reconoce que un biomonitoreo reflejó “niveles elevados de algunos metales en la sangre, la orina, el cabello o las heces fecales de los residentes”, la ATSDR sostuvo que no pudo extraer “ninguna conclusión” en torno a si “se debieron a la exposición a contaminantes relacionados con los ejercicios militares”.

Por ejemplo, mantuvo que los niveles de mercurio en la mayoría de los peces de los arrecifes que rodean Vieques “contienen cantidades bajas o moderadas de mercurio”, pero los atribuye “a los niveles ambientales de la región y no a las actividades militares pasadas”.

“El análisis estadístico mostró que algunos peces y mariscos de ciertos arrecifes alrededor de Vieques tenían niveles más altos de algunos metales y más bajos de otros. El hierro, aluminio, cobre, zinc, arsénico, bario, potasio y el selenio, estaban todos ligeramente más altos comparados con otros arrecifes que rodean a Vieques. Estos metales se encuentran en bombas y barcos de metal, lo que sugiere una posible contaminación localizada. Pero, los niveles eran solo un poco más altos y la diferencia solo fue estadísticamente significativa cuando se comparó con algunos otros arrecifes”, indica el informe de la agencia federal.

El análisis responde a una petición que le hicieron a la ATSDR miembros del Congreso – encabezados por el ahora excongresista Steve Rothman (Nueva Jersey) y  el congresista Alan Grayson (Florida), ambos demócratas – para que dieran una “mirada fresca” a sus cuatro informes anteriores, realizados entre 2001 y 2003, que tampoco encontraron nexos entre la contaminación que causan las municiones y bombas militares y las enfermedades crónicas de los viequenses.

Para el profesor universitario Arturo Massol, biólogo y portavoz de la organización ambiental Casa Pueblo, la ATSDR – adscrita al Centro para el Control de Enfermedades (CDC) del Departamento de Salud de Estados Unidos – encubre los daños causados a la población por la Marina de Guerra.

“¿Cómo pueden concluir que no hay daño cuando la Marina no ha divulgado la naturaleza química de los armamentos que ensayaron en la Isla Nena? Tan amañado es el proceso, que poco tiempo después sacaron al entonces director del ATSDR, Howard Frumkin, y lo reemplazaron por la persona que dirigió la primera evaluación cuestionada por el Congreso”, señaló Massol.

El informe final de la ATSDR descarta ahora, sin embargo, recomendar un nuevo biomonitoreo “completo y sistémico en este momento debido a que encontramos poca evidencia de la exposición a contaminantes por actividades militares pasadas”.

La decisión se suma a la negativa de los tribunales federales a acoger una demanda de más de 7,000 viequenses que reclamaron daños a la Marina de Guerra. Durante ese proceso, el gobierno del presidente Barack Obama reclamó “inmunidad soberana” y pidió la anulación del proceso.

El informe recomienda por lo menos otros seis estudios ambientales y de salud para llenar los huecos que “aun previenen unas conclusiones firmes, extensas y creíbles en cuando a los efectos negativos en la salud de los residentes de Vieques y el posible vínculo con los ejercicios militares que se llevaron a cabo en la Isla Nena”, indicó el comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, quien se reunió esta tarde con el director de la ATSDR, Christopher Portier.

Pierluisi sostuvo además que el gobierno federal debe “tomar un papel mucho más activo y abarcador en designar, implementar y proveer fondos adicionales para los estudios de salud y medio ambiente que son necesarios para determinar, con un nivel razonable de confianza, la naturaleza y posibles causas de los problemas de salud que padecen los residentes de Vieques.

“La Agencia de Protección Ambiental federal (EPA) tiene la autoridad para requerir a la Marina que tome los pasos necesarios para implantar todas las recomendaciones de la ATSDR. Voy a exhortar a la EPA a que utilice su autoridad a la mayor brevedad posible. Reafirmo mi compromiso de velar por el bien de los viequenses”, agregó Pierluisi.

Para complicar la situación en Vieques, a finales de 2012,  la Marina de Guerra también propuso limitarse a cercar – sin remover las municiones-  unas 250 cuerdas contaminadas en Punta Boquiquebrada, en el oeste de la Isla Nena, donde existió un almacén de municiones.

En Vieques, su población ha sufrido de altas tasas de enfermedades crónicas. La tasa de casos de cáncer, por ejemplo, ha sido un 30% más alta que en el resto de Puerto Rico. El mismo patrón se ha visto en enfermedades como diabetes (41%), hipertensión (381%) y cirrosis hepática (95%), según estudios de expertos puertorriqueños.

La Marina de Guerra, bajo la supervisión de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), tiene en marcha un proceso de descontaminación y limpieza de los antiguos terrenos militares en Vieques que puede durar todavía una década.

“Queman la vegetación, abrieron las lagunas tóxicas de Anones al mar y  no limpian la zona. La complicidad es evidente como evidente es el crimen ambiental que tapa esta agencia. Esto – reafirmó el biólogo Massol-  es un crimen contra la humanidad”.

————————————————————————————————————————

Casa Pueblo de Adjuntas

Comunicado de Prensa
20 de marzo de 2013
Casa Pueblo de AdjuntasImponen “la pena de muerte” en Vieques:
Agencia federal encubre rutas de exposición tóxica

La Agencia de Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades (ATSDR, por sus siglas en inglés) concluyó ausencia de vínculos entre la Marina de Guerra y la salud de los viequenses. Esta mirada del ATSDR se da tras aceptar deficiencias en sus evaluaciones originales en una reunión de 2009 con científicos puertorriqueños, incluyendo al doctor Arturo Massol Deyá de Casa Pueblo y catedrático del Recinto Universitario de Mayagüez.

“Esa nueva opinión, la que divulgan ahora es inválida”, sostuvo el doctor Massol quien realiza estudios en Vieques hace 14 años. “En la reunión de Atlanta de 2009 con la ATSDR, ordenada por el entonces congresista de New Jersey, Steven Rothman, se llegaron a múltiples acuerdos para mejorar el proceso de investigación y reconsideración de conclusiones. Ninguno se ha cumplido”, afirmó el catedrático universitario.

Los acuerdos incluían nuevos muestreos, utilización de laboratorios independientes, participación de los peritos puertorriqueños, apertura a científicos del Recinto de Ciencias Médicas y la UPR así como consultas técnicas a lo largo del proceso, entre otros asuntos. “Desde aquella reunión, nunca se han vuelto a comunicar. Nunca pudieron cuestionar nuestros hallazgos de acumulación de metales en las plantas, la transferencia de metales desde las herbáceas a cabras ni tampoco las observaciones en cangrejos violinistas. ¿Cómo pueden concluir una ausencia de daño cuando la Marina no ha divulgado la naturaleza química de los armamentos que ensayaron en la Isla Nena? Lo único que pueden concluir es que no saben. Tan amañado es el proceso, que poco tiempo después sacaron al director del ATSDR, Howard Frumklin, y lo reemplazaron por la persona que dirigió la primera evaluación cuestionada por el Congreso Federal”, recordó Massol y denunció que el ATSDR encubre a la Marina de Guerra y a las agencias federales cuestionadas por el manejo negligente del polígono, como lo es el Servicio de Pesca y Vida Silvestre.

“Queman la vegetación, abrieron las lagunas tóxicas de Anones al mar y no limpian la zona. La complicidad es evidente, como evidente es el crimen ambiental que tapa esta agencia. Imponen con sus actos la pena de muerte en Vieques. Esto es un crimen contra la humanidad”, concluyó el portavoz de Casa Pueblo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: